5 consejos sobre cómo cultivar un jardín interior

El hecho de que vivas en un apartamento diminuto o no tengas un exceso de espacio verde no significa que tengas que perderte la magia de vivir en un magnífico jardín. Siempre que tengas una ventana soleada, un poco de tiempo y puedas comprometerte a cultivar tu huerto de interior, puedes cultivar productos caseros en el espacio más pequeño. Desde tomates recién arrancados de pequeños huertos hasta hierbas aromáticas y verduras de hoja verde, flores y cítricos: aquí tienes los mejores consejos de Anphibius para cultivar tu propio jardín interior y hacer de tu espacio vital un oasis natural.

Cultivando lo básico: cómo empezar

En primer lugar, empecemos con algunos consejos para poner en marcha tu sistema de jardinería. Elegir el lugar adecuado para tu jardín, considerar cómo entra la luz en tu casa, tener en cuenta la temperatura y decidir qué quieres cultivar (puede ser tan sencillo como una suculenta o tan épico como cultivar microvegetales), todas estas opciones deben tenerse en cuenta para que sepas exactamente cómo poner en marcha tu sistema de jardín.

Elige tu lugar

La mayoría de las plantas necesitan una buena dosis de luz solar para sobrevivir, así que la primera misión de tu jardín es encontrar un espacio. El espacio debe tener luz directa para que tus plantas y hojas en crecimiento puedan absorber la luz del sol, hacer la fotosíntesis y prosperar. Por eso la gente suele elegir el alféizar de la ventana como lugar para cultivar un huerto de interior o hierbas frescas. Sin una buena luz, tus plantas de interior pueden ser un poco enclenques y débiles.

Si no tienes un buen lugar soleado para tu huerto, también puedes considerar la posibilidad de adquirir luces de cultivo y crear un programa de luz artificial para que tus plantas puedan cubrir todas sus necesidades energéticas independientemente del tiempo. Si optas por el cultivo hidropónico, es posible que necesites un poco más de espacio para tu instalación.

Ten en cuenta la humedad

Los jardineros de interior pueden tener que luchar un poco más cuando se trata de crear humedad ambiental. Los inviernos pueden ser secos, sobre todo si subes la calefacción, lo que puede hacer que tus plantas se oscurezcan en los bordes y parezcan marchitas o que tu jardín de hierbas se marchite.

Una buena forma de combatir los problemas de humedad es mantener las plantas ligeramente nebulizadas, o colocarlas juntas para que creen un microclima, y poner en marcha un humidificador para mantener la humedad y la magia. Para los que quieran tomarse en serio la posibilidad de sus sistemas de jardinería de interior, también pueden buscar soluciones de jardinería hidropónica, que se saltan la tierra de las macetas y utilizan agua y nutrientes para cultivar gloriosos espacios verdes.

Elige tus plantas

No todos los jardines de interior nacen iguales y un gran factor que contribuye al éxito es la selección del tipo correcto de plantas que son capaces de prosperar en un espacio interior. Entre las plantas de interior que dan alimento se encuentran las lechugas y las verduras para ensalada, las judías, las hortalizas sencillas como los tomates cherry y las fresas, e incluso las setas.

Si quieres ponerte en marcha con tu jardín de interior sin preocupaciones, puedes comprar un kit de jardín de interior para empezar a cultivar con menos contratiempos, ya que estos kits tienen todo lo que necesitas. Todo tipo de hierbas puede cultivarse fácilmente en el interior. Las mejores flores de interior son los lirios de la paz, las caléndulas, los cactus y todo tipo de suculentas. Tu vivero local debería tener mucha información útil para asegurarte de que eliges la variedad perfecta de plantas de interior.

Elige tus macetas

Cultivar hierbas, verduras y bonitas variedades de plantas en maceta en el interior te dará un montón de espacio para jugar con tu configuración. Si no vas a optar por el sistema hidropónico y quieres mantener las cosas sencillas con la jardinería en contenedores, puedes optar por contenedores de terracota o de plástico que retienen muy bien la humedad. Esta es tu oportunidad de ser creativo y reducir los residuos en el hogar; viejas cafeteras, botellas cortadas en dos, y casi cualquier recipiente puede mantener tus plantas a salvo. Sólo asegúrate de evitar cualquier cosa que haya contenido productos químicos, ya que esto matará a tu planta.

Leave a Comment